La rueda de prensa del pasado martes, 31 de marzo comenzó con la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, resumiendo la situación sobre las medidas que se han ido tomando y haciendo un llamamiento a la calma, además de afirmar de que las medidas que se han tomado tienen la función de cumplir tres objetivos: fortalecer el sistema sanitario, sostener el modelo productivo y prevenir la desigualdad sobrevenidas a esta situación.

También, como es habitual se dan recomendaciones para frenar la curva de contagios y para cumplir las medidas establecidas por el gobierno agradeciendo a todos los ciudadanos por el cumplimiento de estas.

El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, pasó a presentar el paquete de medidas adoptadas en el consejo, comienza la comparecencia agradeciendo a todos los profesionales que están en primera línea para frenar la crisis sanitaria.

Posteriormente, introdujo el decreto que han aprobado con la función de crear un escudo social y garantizar la protección social durante el confinamiento, comienzó por las medidas tomadas en materia de vivienda.

Se toman medidas para proteger a las personas que viven en régimen de alquiler, ya que quedan prorrogados automáticamente por seis meses todos los contratos de alquiler en vigor, que estén a punto de vencer. Esta medida supone que a “ningún inquilino de España con un contrato vigente se le pueda subir el alquiler”, durante ese periodo. Como añadido a esto se pone a disposición a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), un sistema de microcréditos públicos, sin comisiones ni interés, para que todas las personas en situación de vulnerabilidad puedan hacer frente al pago del alquiler de su vivienda habitual. Los inquilinos que se beneficien de estos microcréditos públicos podrán devolverlos en un plazo de seis años, ampliables hasta diez en caso de que tengan dificultades.

En la situación de que el casero sea un gran tenedor de vivienda tendrá la opción de elegir entre llevar a cabo la quita del 50% de la deuda del inquilino o reestructurar esa deuda para que este pueda pagarla durante tres años.

Por último, en cuanto a vivienda se ha anunciado que la moratoria de las hipotecas se amplía hasta 6 meses para incluir a los autónomos que debido al cese de actividad no puedan hacer frente a los pagos reclamados por los acreedores.

Por otro lado, en el campo de los suministros básicos se amplía la medida encargada de la prohibición del corte de luz, agua, gas etc… a los hogares vulnerables y pasa a una prohibición a todos los hogares.

Tras esto, tomó la palabra la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que comienzó hablando de la habilitación el permiso remunerado recuperable y que los trabajadores en teletrabajo, de sectores indispensables, autónomos y funcionarios no se verán afectados por este.

En cuanto las medidas del decreto ley, se proclamó una prórroga la duración de las medidas excepcionales hasta un mes después de que finalice el estado de alarma.

Las medidas para proteger a los consumidores se centran principalmente en dar respuesta a los servicios ya contratados como en el caso de las agencias de viajes, que tendrán que ofrecer un bono para un año y en caso de que no fuera utilizado tendría que ser reembolsado.

En los casos de contratos de empresas que ya estén contratadas esto se podrá recuperar en otro espacio temporal aunque el reembolso debe ser obligatorio si el consumidor así lo desea.

Por último, en cuanto a materia de igualdad de género, se ha decretado como esenciales los servicios de atención a víctimas de explotación sexual y trata; se garantiza además la alternativa habitacional segura para las víctimas de violencia de género y otras formas de violencia contra las mujeres.


Santiago López, consultor junior en EQUÀLITAT