Las ayudas para impulsar la igualdad en las pequeñas y medianas empresas (PYMES) han sido suprimidas por el Gobierno, de este modo se recorta en casi un millón de euros el presupuesto que servía para poner en marcha en más un centenar de PYMES una serie de medidas dirigidas a erradicar la discriminación de la mujer en el mundo la laboral (LOURIDO,2017), por lo que de ahora en adelante, estas empresas deberán combatir la desigualdad con sus propios fondos.

La noticia se produce días después de que el pasado 12 de enero la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, anunciara en el Senado que el Gobierno ayudaría a las pymes a aplicar políticas de igualdad , dado que, tal y como afirmó la ministra “son las empresas con una mayor dificultad para llevarlas a cabo”, además, insistió en la necesidad de que disminuya la brecha salarial entre mujeres y hombres que desempeñan el mismo trabajo, para lo que añadió: “Quiero que las mujeres tengamos la representación justa, la que nos merecemos. Representamos el 51% de la sociedad española y en muchos ámbitos no existimos o representamos un porcentaje muy pequeño”, dijo en el Senado (PÚBLICO,2017).

Estas ayudas fueron implantadas en el año 2008 bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el propósito de financiar planes de Igualdad en las empresas que tuvieran menos de 250 empleados. Su aplicación vino determinada por la aprobación de la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de Marzo para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres (LOIEMH), la cual realiza una aproximación integral a la igualdad efectiva de mujeres y hombres y trata de incidir en todos los ámbitos, tanto públicos como privados, que afectan a la vida de las personas y que se consideran relevantes para actuar contra las discriminaciones de género aún existentes en la sociedad y considera a las organizaciones laborales agentes clave de cara a la consecución de la igualdad efectiva de mujeres y hombres en el ámbito laboral, en palabras textuales: “Hacer efectivo el derecho a la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, en particular mediante la eliminación de la discriminación de la mujer, sea cual fuere su circunstancia o condición, en cualesquiera de los ámbitos de la vida, y singularmente en las esferas políticas, civil, laboral, económica, social y cultura para, en el desarrollo de los artículos 9.2 y 14 de la Constitución, alcanzar una sociedad más democrática y más justa y solidaria”.Concretamente, en el artículo 5 de la Ley se especifica que en el ámbito del empleo público y privado se ha de garantizar el principio de igualdad de trato en el acceso al empleo, en la formación profesional, en la promoción profesional, en las condiciones de trabajo, incluidas las retributivas y las de despido, y en la afiliación y participación en las organizaciones sindicales y empresariales, o en cualquier organización cuyos miembros ejerzan una profesión concreta, incluidas las prestaciones concedidas por las mismas.

Respecto a las obligaciones específicas para las organizaciones laborales, La LOIEMH (3/2007 de 22 de Marzo) contempla las siguientes obligaciones de carácter más específico:

-El desarrollo de medidas de Responsabilidad Social de las empresas.

-La participación equilibrada de mujeres y hombres en los Consejos de Administración

– La elaboración de planes de igualdad y otras medidas de promoción de la igualdad.

Respecto a esta última no todas las empresas tienen el mismo nivel de exigencia en la elaboración de planes de igualdad, y en el caso de las PYMES, estas disponen de la condición de voluntariedad a la hora de implantar planes de igualdad en las empresas, es considerado una medida de responsabilidad social de la empresa.

Con el fin de impulsar la adopción voluntaria de estos planes de igualdad tanto desde el Gobierno, como desde diferentes Administraciones Autonómicas y Locales se puso en marcha un programa de subvenciones dirigidas a facilitar la elaboración de diagnósticos y planes de igualdad en las empresas. Literalmente en el Artículo 49 de la LOIEMH se menciona que “Para impulsar la adopción voluntaria de planes de igualdad, el Gobierno establecerá medidas de fomento, especialmente las dirigidas a las pequeñas y medianas empresas que incluirán el apoyo técnico necesario”, como podemos observar, por ejemplo, en la Resolución de 13 de mayo de 2014 publicada en el BOE 125 por la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, por la que se convocan las ayudas a la pequeña y mediana empresa y otras entidades para la elaboración e implantación de planes de igualdad para el periodo 2014-2015, las cuales se habían convocado de manera ininterrumpida hasta que el pasado 23 de enero fueron suspendidas  como consecuencia de los recortes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas con el objetivo era asegurar el cumplimiento de los objetivos de Estabilidad Presupuestaria adquiridos con la Comisión Europea.

 Bibliografía:

-LOURIDO. Mariola. El Gobierno elimina la financiación de los Planes de Igualdad en las pequeñas y medianas empresas. Cadena Ser. 23 de Enero de 2017. Disponible en: http://cadenaser.com/ser/2017/01/23/sociedad/1485155927_383582.html

-PÚBLICO. El Gobierno elimina las ayudas para impulsar la igualdad en las Pymes. Público.23 de Enero de 2017. Disponible en: http://www.publico.es/politica/gobierno-elimina-ayudas-igualdad-pymes.html

-Ley Ordinaria 3/2007, Boletín Oficial del Estado, España, 22 de Marzo de 2007, ver aquí: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2007-6115

– Resolución de 13 de mayo de 2014, Boletín Oficial del Estado, núm. 125, de 23 de mayo de 2014, páginas 39539 a 39567.

Ver aquí: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2014-5464

_____________________________

Carmina Gerique, EQUÀLITAT