El día de ayer, jueves 26 de marzo, descubríamos la compra de material defectuoso del Gobierno para combatir el COVID-19. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, reconocía que el Gobierno había devuelto al fabricante el primer lote que adquirió de China de test rápidos, tras descubrir que los 9.000 primeros test eran defectuosos. Según los expertos, este material es inútil para combatir la expansión del virus pues tiene una sensibilidad tan baja que no permite conocer si la persona está realmente contagiada.

Una vez que el Gobierno se hacía eco de los rumores sobre los test, por medio del Ministerio de Sanidad, realizó un comunicado explicando que la partida de test fue adquirida a un proveedor nacional que las importaba desde China, por lo que contaba con la homologación europea para comerciar en todo el espacio comunitario.

El Ministerio de Sanidad respondía a las críticas por la “falta de licencia de la empresa china para vender sus productos”, a lo que el Ministerio respondió alegando que sí realizó las comprobaciones de fiabilidad oportunas con el proveedor nacional. La compañía que sumistró los test en el día de ayer, cumple con todos los requisitos para exportar a Europa; el ministro afirmó que volverá a enviar el material para ayudar a España en la lucha contra el Coronavirus.


El president valenciano, Ximo Puig, anunciaba ayer al mediodía la aprobación de un decreto de ayudas directas a los autónomos, que se aprobará el día de hoy, viernes 27 de marzo. Estas ayudas consisten en una dotación de 750 euros para aquellos trabajadores autónomos que hayan visto reducida su actividad por la crisis sanitaria, y 1.500 euros para aquellos que han tenido que cerrar.

Según el president, se trata de un colectivo que necesita una respuesta inmediata debido a su situación, por lo que las ayudas llegarán a la ciudadanía a la mayor brevedad posible.

Por otro lado, el president ha anunciado otra línea de financiación para autónomos y microempresas de hasta 750.000 euros, sin intereses. En cuanto a los avales, la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) garantiza el 100% de la financiación y la ampliación de los plazos para la presentación y pago de impuestos.


El día de ayer también tuvo lugar la esperada Cumbre Europea extraordinaria sobre la crisis del Coronavirus. Esta reunión estuvo marcada por la confrontación entre los países partidarios de la puesta en marcha de un Plan Marshall y los países reacios a implementar este tipo de medidas, principalmente los países del norte de Europa. Esto supuso la rotunda negación de Pedro Sánchez y del primer ministro italiano, Guiseppe Conte, a secundar el primer borrador compuesto por un conjunto de medidas para paliar al crisis sanitaria (y posterior crisis financiera) lleno de imprecisiones y sin medidas concretas, conforme a los deseos de los países del norte.

El Eurogrupo estaba dispuesto a dar por finalizado el encuentro cuando Sánchez y Conte se negaron a continuar con esa línea de actuación y aclararon que no aceptarían ningún acuerdo que no fijase unas directrices claras y concisas para que “los ministros de Economía puedan seguir trabajando” en estas circunstancias.

Además, en el borrador de conclusiones no se hacía referencia en ningún momento a los “coronabonos” ni a la activación de un supuesto Mecanismo Europeo de Estabilidad.

Países como Holanda y Austria fueron los representantes de la “línea dura de actuación” contra los mecanismos de estabilidad, además, la canciller alemana, Angela Merkel, dejaba clara su postura en contra de los “coronabonos”. Sin embargo, el presidente francés, Emmanuel Macron, defendió los intereses de los países más afectados por el virus alegando que estamos inmersos en una crisis sin precedentes que afecta a toda la población por igual.

Ante esta difícil situación, la presión de España e Italia consiguió una prórroga de 15 días para presentar propuestas ante el Eurogrupo para afrontar lo que denominaron “un shock sin precedentes”. Sin embargo, una vez que finalice esta crisis sanitaria muchos países europeos deberán hacer balance de lo que significa pertenecer a esta unión política y económica, y si merece la pena continuar anteponiendo los intereses externos a los nacionales.


Por último, ha tenido lugar hace escasas horas, la comparecencia de la secretaria general de Transporte y Movilidad, María José Rallo, para proporcionarnos la evolución de los datos de movilidad en nuestro país a día de hoy.

Según esta, la ocupación media del día de ayer fue de un 10%, con Madrid a la cabeza con el 11% de ocupación en su transporte público, mientras que en Málaga o Bilbao ésta fue solo del 3%. En cuanto a los servicios de larga distancia, las cifras no varían del 5% de ocupación, mientras que los viajes en autobús se reducen hasta el 3,5% de ocupación.

Finalmente, la secretaria general comunicaba la concesión de transporte gratuito para el personal sanitario durante el Estado de Alarma, así como un aumento de los servicios de descanso para el personal transportista.


Pedro Sáez Gómez, consultor junior en EQUÀLITAT