El día de ayer, 30 de marzo, varios sanitarios denunciaban que el hospital de campaña de IFEMA era un desastre. Entre las quejas más sonadas se encuentran que no existe una separación entre un paciente a otro que llegue a los 2 metros, los equipos de protección para el personal son defectuosos, y tan siquiera está instalado el programa informático que les permite trabajar. También la situación del personal que trabaja allí es mala, donde se ha llegado a reportar que solo hay un baño para todo el personal, y hasta la semana pasada no había duchas para las personas que trabajaban allí.

CC.OO ha decidido pronunciarse por las diferentes quejas que han ido saliendo a la luz, y han denunciado que se incumplen los protocolos de protección individual de los profesionales. La Comunidad de Madrid admitió el pasado domingo 29 de marzo por la tarde que hubo “un problema puntual de organización que provocó protestas profesionales”. Ante estas acusaciones y protestas, el coordinador general del hospital, Fernando Prados, ha asumido su responsabilidad y ha pedido disculpas públicas y se compromete a intentar mejorar la situación.


Relacionado con la anterior noticia, hace pocas horas, el CSIF (Centro Sindical Independiente y de Funcionarios) ha presentado una denuncia ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo contra ministro de Sanidad, Salvador Illa por su gestión ante la crisis del COVID-19. El CSIF considera que ha habido una falta de previsión y una ineficaz puesta en marcha de medidas de protección hacia el personal sanitario, estos actos, según el sindicato, podrían ser constitutivos de delitos contra los trabajadores por la infracción de las normas en materia de prevención laboral, de lesiones y de homicidio imprudente.

Francisco Lama, secretario nacional de acción sindical del CSIF, ha revelado en unas declaraciones al Diario 20 MINUTOS que: “lo que se tendría que haber hecho es atender a las advertencias de la OMS, públicas y notorias desde hace meses. Además, en el mes de enero ya pedimos que se activasen los protocolos de prevención frente al coronavirus y que se dotase de material de protección a los trabajadores. Pero, a nuestro entender, no se tomaron en consideración las advertencias y eso nos ha llevado a la situación actual”. España cuenta con que un 14% de los infectados por COVID-19 es personal sanitario y al menos 6 han fallecido ya.


Otra noticia importante del día viene de la mano del ministerio de educación y formación profesional, el cual va a facilitar (con la colaboración de Telefónica, Cisco e IBM) 20.000 líneas móviles de Movistar mediante el envío de tarjetas SIM de 40 Gbs mensuales por línea a estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio y Superior que tengan dificultades para continuar con su formación de forma telemática durante el Estado de Alarma.

De esta forma, desde el Gobierno se está intentando ayudar a las familias con rentas más bajas y que no tienen tantas facilidades para acceder a una buena conexión de internet que permita a sus hijos seguir con la formación académica. Ya desde hace varios días eran muchas las críticas hacia la docencia telemática, ya que en este sentido se estaría achacando a una desigualdad de rentas que beneficiaría a la clases sociales con más recursos y que podían costear las nuevas dificultades para permitir a sus hijos estudiar; mientras que las familias con menos recursos no podrían acceder a esta nueva forma de impartir clases. Por esta razón, Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional, aseguró que: “Nuestra mayor preocupación desde que se suspendieron las clases presenciales son los alumnos y alumnas a quienes más afecta la brecha digital y social. En el Ministerio estamos trabajando y buscando la colaboración de todos para paliar en la medida de lo posible los efectos de esta situación porque no podemos dejar a nadie atrás”.


Por último, haremos referencia a esos españoles que no han podido regresar a sus casas a causa de esta crisis que está asolando a todo el mundo, ya sea por bloqueos en el aeropuertoo confinamientos es sus lugares de residencia durante la instancia en el país respectivo. Esta semana el gobierno ha empezado a comunicar sus gestiones para el retorno de esas personas que se encontraban bloqueadas en un país extranjero. Por ejemplo, el caso de 11 viajeros españoles que se encontraban en Paraguay que estaban bloqueados en ese país debido a las restricciones provocadas por el COVID-19, gracias a los esfuerzos de la Embajada española en ese país, se ha podido organizar un vuelo especial para su vuelta.


También ha sido el caso de 26 turistas españoles que se encontraban en Emiratos Árabes Unidos, que se encontraban en una situación similar y por lo tanto no era posible su vuelta al país de una forma convencional, ya que se decretó por parte de ese país, a partir del 25 de marzo, la suspensión de los vuelos. Pero gracias al esfuerzo de la Embajada de España en EAU, estos turistas y residentes españoles han podido volver a sus casas.


Aaron Nadal Martínez, consultor junior en EQUÀLITAT, participació i igualtat