fbpx

Informe Democracia The Economist 2021-El caso español

Actualidad, OGOV

The Economist ha publicado recientemente su Índice de Calidad Democrática del año 2021, sorprendiendo a cierto sector de la población por los resultados obtenidos por España, dejando de estar considerado como país con democracia plena a país con democracia defectuosa. En la presente publicación se tratará de explicar brevemente en qué consiste este informe, cómo se elabora, la puntuación obtenida por España y a qué motivos se debe.

¿Qué es el Índice de Calidad Democrática?

The Economist es un medio de comunicación especializado en relaciones internacionales y en macroeconomía global, que elabora desde el año 2006 este Índice con el que se pretende agrupar en distintas categorías los sistemas políticos de los distintos países del mundo. Así, en función de la puntuación obtenida, los Estados formarán parte de una de las siguientes cuatro categorías: regímenes autoritarios (menos de 4 puntos), regímenes híbridos (entre 4 y 5’9), democracias con defectos (entre 6 y 7’9) y democracias plenas (entre 8 y 10).

¿Cómo se elabora el Índice?

Los resultados se basan en las respuestas obtenidas a un cuestionario de 60 indicadores, presentando algunas preguntas la posibilidad de elegir más de una opción.

Así, las respuestas al sondeo permiten otorgar una determinada puntuación para cada una de las cinco categorías que componen el índice: procesos electorales y pluralismo, libertades civiles, funcionamiento del gobierno, participación y cultura política.

A cada cuestión se le otorga el mismo valor, salvo ciertos indicadores principales que, de no obtener una puntuación mínima, restarán la puntuación obtenida en el resto de los indicadores (un ejemplo de indicador clave es si las elecciones son libres y justas).

La suma de los resultados en cada indicador proporciona una puntuación para cada categoría. La nota final del Índice corresponde a la media obtenida en las cinco categorías descritas.

¿Cuáles son los resultados de España?

La nota final obtenida por España es de un 7’94 sobre 10, lo que la enmarca dentro del grupo de democracia defectuosa. Así, este año 2021 sale del elenco de países considerados como democracia plena y en el que se encontraba en el último índice (en el que obtuvo un 8’12 sobre 10). Así, se posiciona en la posición número 24 de la clasificación mundial (baja dos puestos respecto a la anterior clasificación de 2020).

Analizando cada categoría, se observa que se ha obtenido:

  • 9’58 en la categoría de procesos electorales y pluralismo.
  • 8’24 en la categoría de libertades civiles.
  • 7’14 en la categoría de funcionamiento del gobierno.
  • 7’22 en la categoría de participación.
  • 7’50 en la categoría de cultura política.
¿Cuáles son los motivos de esos resultados?

Según señala The Economist en su informe, el motivo principal de este descenso se debe a una menor puntuación en el indicador de independencia judicial, justificándose en la incapacidad política de llegar a un acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial, una tarea pendiente desde el año 2018.

Además, el mismo informe cita otros sucesos para tener en cuenta a la hora de evaluar la gobernanza española, como son la cada vez mayor fragmentación parlamentaria, las distintas tramas de corrupción o la evolución de la cuestión territorial en Catalunya.

La firma de EQUÀLITAT apuesta siempre por un modelo democrático plural y abierto a toda la ciudadanía, que cuente con la participación del conjunto de actores que la componen y que garantice la igualdad, el respeto, la transparencia y la responsabilidad.

________

Daniel Merín Fernández, Departamento de OGOV-EQUÀLITAT 🟡

Teléfonos: 963 110 266 / 617 459 822
Email: info@equalitat.es

C/Mare de Déu de la Cabeça 42, pta 6 y 12
46014 – València 

¡Síguenos en redes sociales!